No nos cansaremos de GRITAR que el asilo político NO ES PARA TODO EL MUNDO.  Tú puedes, perfectamente, califica legalmente para solicitar y obtener un asilo político en Estados Unidos, sin embargo, no estar preparado mentalmente para soportar el proceso.  Lo primero que tienes que entender es que durante un buen tiempo, tal vez hasta 10 años o más, no podrás regresar a Venezuela: punto.  Te sugerimos que comiences por leer el siguiente artículo:




​Una vez que estés bien seguro de que estás dispuesto a soportar el proceso, el largo y tormentoso proceso de pedir asilo en Estados Unidos, tendrá que prepararte para dar los pasos del proceso.  Esa es la parte más fácil.  Para eso te sugerimos que visites nuestra página:




Tienes que estar dispuesto a leer y leer y leer.  Eso es más o menos lo más importante y LO MÁS DURO de preparar un legajo para solicitar asilo político en Estados Unidos.  Recuerda que el ÚNICO FACTOR para solicitar asilo político es el "FACTOR MIEDO", el miedo a regresar a tu país.  Claro, ese miedo tiene que estar basado en un factor político.  Por ejemplo, si fuiste atracado en tu casa, te violaron y te torturaron los atracadores PARA QUITARTE DINERO: ese miedo no sirve para pedir asilo.  Por supuesto que tendrías todo el temor del mundo de regresar a tu país luego de una experiencia similar, pero NO SIRVE PARA SOLICITAR ASILO POLÍTICO. 

Por otro lado, si el evento (revestido del factor político) que te generó temor sucedió hace un buen tiempo atrás: ese temor tampoco sirve para solicitar asilo político, ya que cuando más temor debiste haber tenido, no fue lo suficiente como para dejar tu patria, tu familia, tu trabajo o negocio... tus amigos, etc.

No te olvides que el día de la entrevista te harán jurar por Dios ("so help you God").  Si perteneces a una religión en la que se te prohibe jurar y mucho menos por Dios... así estés diciendo la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, te encontrarás con una buena barrera antes de comenzar.

​La parte crítica de tu solicitud de asilo es la "exposición de motivos", que en inglés se llama "Deposition".  Muchos creen que mientras más páginas, mejor e la exposición de motivos.  Podría ser todo lo contrario.  La exposición de motivos debe ser lo más corta posible.  No hace falta que te identifiques porque la misma será un anexo (Attachment).  El funcionario que te entrevistará sabrá de sobra quién eres, ya que estás plenamente identificado en la Forma I-589.  Lo que hiciste o dejaste de hacer no tiene valor alguno, a menos que haya sido el motivo de tu gran temor a regresar a Venezuela.

El temor fundado a la posibilidad de ser torturado, o EL HABER SIDO TORTURADO (ya haya sido física o psicológicamente), es de mucho valor para la solicitud de un asilo político, ya que Estados Unidos es firmante de la "Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes".  Según el artículo 3ro de esta convención, hecha ley en Estados Unidos, nadie puede ser deportado a un país en el cual se torture, como es el caso de Venezuela, y así lo vemos en muchos de los reportes que de Venezuela ha publicado el Departamento de Estado de Estados Unidos:




Preparar y solicitar asilo político en Estados Unidos podría ser tremendamente sencillo, si estás dispuesto a prepararte bien para el caso.  En nuestro portal encontrarás todos los elementos necesarios para tal preparación, así como el adecuado envío de tus recaudos a Inmigración, dependiendo de dónde vivas.  Encontrarás muchas cosas más, como la manera y el momento correcto de solicitar tu licencia de manejar... y la solicitud de tu permiso de trabajo al haber transcurrido los 150 días del recibo de tu petición por parte de Inmigración.  Tienes, eso sí, que ser disciplinado y saber seguir instrucciones, de lo contrario, al tratar de hacer una gracia: podrías terminar haciendo una morisqueta.