Inclusión de dependiente(s)

La familia es la base fundamental de toda sociedad.  Para los estadounidenses la familia es sagrada, sin embargo, cuando se trata de inmigración, no todo es tan bello como debería de ser.  En muchos casos una familia venezolana llega a Estados Unidos, el esposo (o la esposa) pide asilo político, se queda en territorio norteamericano y el resto de la familia se regresa a Venezuela para luego reunificarse en Estados Unidos en un futuro cercano.  Esto sucede muchísimo. 

En algunos casos, cuando los que regresan a Estados Unidos de Venezuela responden correctamente, (que vienen a reunificar la familia bajo la figura del asilo político, ya que el solicitante (padre o madre) que se encuentra en el país solicitó asilo) no encuentran ningún problema.  Sin embargo, en ocasiones, el funcionario de inmigración se empeña en regresarlos a Venezuela y ahí es donde "comienza Cristo a padecer..."

​La mejor recomendación es, si tienen la necesidad de solicitar asilo político, que nadie regrese a Venezuela una vez que se encuentren en territorio norteamericano.  Ese escenario perfecto, no siempre es posible, entonces hay que solicitar una inclusión de uno o varios miembros de la familia.  Esta inclusión, por supuesto, la tiene que solicitar quien pidió el asilo.  La solicitud se hace mediante una carta dirigida al la oficina más cercana a su ciudad de la USCIS CITINZENHIP & INMIGRACION SERVICES.  En Miami, por ejemplo, esa oficina está situada en la 99 S.E. 5th Street, Miami Fl 33131.  Estas oficinas en Miami, atienden al público entra las 8 am y las 3 pm, de lunes a jueves.  Si vives fuera de Miami, debes averiguar dónde queda la oficina homóloga en tu ciudad o cercana a ella.  En algunas ciudades, hay que pedir cita previa.

Hay que ir PERSONALMENTE a esa oficina y entregar la carta original con los recaudos.  Una copia de la carta será sellada por las autoridades en señal de haber recibido la solicitud.  Deben recordar que solamente se podrán incluir a los cónyuges (debidamente casados) y a los hijos e hijas menores de edad (menores de 21 años), solteros.

MUY IMPORTANTE - Cuando vayas, personalmente, a entregar los recaudos para incluir a un familiar en tu petición de asilo, no te olvides de preguntar cuándo, más o menos, tú o tus familiares serán citados para que se hagan sus huellas.  Supongamos que te dicen que para dentro de un mes.  Debes estar pendiente.  Si ves que pasa un mes de la fecha estimada y no ha o han llegado la o las órdenes para hacerse la o las huellas, DEBES IR A LA MISMA OFICINA A AVERIGUAR QUÉ PUDIERA ESTAR SUCEDIENDO.  Guerra avisada: no mata soldados.

​A continuación te mostramos ejemplos de cada caso: